Si bien sabemos que muchos de nuestros seguidores están versados en tomar aviones, siempre hay alguien que viaja en avión por primera vez y tiene muchas dudas de qué debería hacer al respecto. Algunas cosas parecerán obvias, pero no os podéis creer que todavía hay gente que se presenta con el DNI caducado o sin saber que las maletas tienen unas medidas máximas. Así pues, aquí van nuestros consejos para viajar en avión por primera vez (y las siguientes).

  1. Lleva siempre DNI y pasaporte al día

Según el destino, puede ser que solamente con el DNI puedas viajar. A pesar de ello, imagínate que lo pierdes durante tu viaje; eso te amargará el resto de días con papeleo en la embajada. Así pues, mejor llevar de viaje ambos documentos, dejando siempre uno en el hotel por si las moscas.

Muy importante: comprueba que los documentos no estén caducados ni vayan a caducar durante las fechas de tu viaje. Por otro lado, si bien ahora el DNI y el pasaporte te lo hacen al momento, recuerda pedir cita con tiempo en la oficina de renovación; ¡especialmente en épocas de vacaciones puede haber cola de hasta 3 meses!

  1. Lleva copias de tu documentación legal y de viaje

No está de más que hagas fotocopias de DNI y pasaporte por triplicado; deja una copia en el hotel, otra llévala encima y otra dásela a tu compañero de viaje (si es que vas con alguno). Así, aunque pierdas la documentación en un momento dado puedes salir del paso (si bien no es del todo válido para muchos trámites).

Por otro lado, lleva también copias de tus billetes, reservas, visados y otros para cada persona también por triplicado; una contigo en tu equipaje de mano, otra en la maleta facturada y otra para tu compañero de viaje. Así, si te olvidas la carpeta o voucher en la cafetería del aeropuerto, sabes que tenéis otros a mano.

A post shared by Steff (@steffili08) on

  1. Comprueba las medidas de tu equipaje por cada aerolínea

Si bien se hacen intentos por unificar los criterios de dimensiones de equipaje entre las aerolíneas, las compañías pueden ser más o menos estrictas con la normativa; así que, si quieres ahorrarte el disgusto de abonar unos euros extra, asegúrate de comprobar que tu equipaje pasa el estándar de dicha empresa. Puede que en Airfrance colaran esos centímetros de más, o un bolsito extra, pero no quiere decir que ocurra lo mismo en Easyjet (por poner ejemplos).

  1. Deja un poco de espacio extra en tu maleta

Por alguna misteriosa razón, las maletas vuelven más pesadas a la vuelta del viaje (posiblemente las compras y que viene todo mal doblado, tiene algo que ver :P). Por esta razón, no te vayas de viaje apurando con la maleta al tope; corres el riesgo de tener que comprar otra de repuesto y pagar por facturarla, o que si te pasas del peso máximo permitido, también te hagan pagar una penalización.

A post shared by CM MV (@cm_mv) on

  1. Infórmate del tráfico/horas punta para llegar al aeropuerto

Deberías de estar 1h antes en el aeropuerto si no debes facturar, y si tienes que hacerlo, por lo menos 2h antes. Ahora bien, calcula bien el tiempo que tardarás en llegar al aeropuerto pues no será lo mismo a las 6 de la madrugada un sábado que a las 8 de la mañana entre semana con las horas puntas. Revisa también el estado del tráfico o de las líneas de transporte público antes de salir de casa para evitar un atasco o avería inesperado.

  1. Lleva ropa cómoda y poco ajustada, fácil de poner, quitar y almacenar

Hay compañías en las que te helarás de frío y otras en las que hará muchísimo calor. Intenta llevar prendas de ropa sencillas, transpirables y fáciles de poner y quitar. Piensa que tendrás poco espacio en cabina para dejar las cosas, así que intenta que abulten lo mínimo.

Además, los cambios de presión pueden hacer que notes hinchazón en las piernas, así que si llevas ropa y zapatos muy ajustados no te beneficiará nada. Mejor llevar ropa y calzado holgados (¡evita los tacones especialmente en aviones pequeños!).

  1. Intenta elegir el asiento más cómodo para ti

Como todo, dependerá del gusto de cada uno y de las posibilidades de cada compañía. Si tienes las piernas muy largas quizá te convenga pagar un poco extra por la selección de un asiento en el que tengas espacio suficiente. Si eres de los que irá mucho al baño, mejor elegir un asiento al lado del pasillo. Si quieres dormir tranquilamente, al lado de la ventana. Evita en la medida de lo posible estar cerca de las alas pues se aprecia más el ruido de los motores (y te taparán la vista). Si viajas con niños, intenta asegurar que podrán sentarse a tu lado.

  1. Lleva algo de entretenimiento, y si es electrónico, revisa la normativa

Especialmente en viajes largos, no está de más contar con un libro, Tablet o similar al que poder echar mano cuando ya te hayas aburrido de la selección de películas a la carta de la aerolínea (si es que las ofrece). Recuerda que pueden haber restricciones en según qué aparatos electrónicos, así que infórmate antes. Por ejemplo, si viajas a Estados Unidos, tendrás la obligación de llevar toda la electrónica con la batería cargada. Si te toca el control aleatorio y tu cámara está sin cargar, te harán dejarla atrás sin posibilidad de rechistar.

  1. Usa tapones, antifaz y almohada para dormir si tienes sueño ligero

Esto depende de cada uno, pero si tienes el sueño ligero y quieres dormir, hazte con unos tapones para los oídos y un antifaz que te aíslen un poco del ruido ambiente. Si sufres de dolores de espalda o te incomoda dormir derecho, puedes traer una almohada propia o un cojín cervical con el que te sientas más a gusto (especialmente en viajes transcontinentales).

  1. Compra agua en el Duty Free y evita el alcohol, café o azúcares

Recuerda que la restricción de líquidos es solamente para pasar el arco de seguridad. Una vez estés en el Duty Free, te recomendamos adquirir agua y llevarla contigo en el avión (no deberían ponerte pegas, y te ahorras algo en comparación a lo que valdría dentro). Una vez en el aire es fácil sentirse deshidratado (te puede provocar dolor de cabeza, mal de altura…) así que mejor ir bebiendo (sin pasarse, para no tener que estar todo el rato en el baño o incentivar la retención de líquidos).

Por otro lado, no se recomienda beber alcohol, café o bebidas con azúcares antes o durante el vuelo precisamente porque colaboran a la sensación de deshidratación.

A post shared by 🌞 (@xoxosuni) on

  1. Lleva caramelos o chicles para el despegue y aterrizaje

Esa chocolatina que te dan media hora antes de aterrizar no es para que te la comas al momento, si no para que en el momento del aterrizaje tengas algo que mascar y no te duelan los oídos. Si bien no le pasa a todo el mundo, y teniendo en cuenta que no lo hacen todas las aerolíneas, llévate una caja de chicles o caramelos por si sientes molestias (puede ser muy doloroso) y así ayudarte a aliviarlas.

  1. Relájate, y recuerda que no hay nada que no se solucione

¿Te has olvidado algo? ¿Tu maleta pesa demasiado? Al final, el mal mayor será tener que pagar un extra. ¡Incluso por emergencias te pueden renovar el DNI en el mismo aeropuerto! Así que lo más importante es que lleves un dinerillo de más para imprevistos y simplemente, relajarte y disfrutar. Será tu primera vez viajando en avión, pero estarás rodeado de gente que ya tiene experiencia y seguro que ayudará si tienes algún problema.

Y recuerda que con Viajes Olympia tienes la certeza de llevarlo todo atado antes de salir de casa, ¡así que no dudes en contactarnos!

Consejos para volar en avión